domingo, 26 de abril de 2015

Contar las baldosas del patio

La propuesta consiste en pensar un procedimiento para conocer de manera bastante aproximada las baldosas que tiene el patio de  recreo de nuestro centro.
Partimos de grupos heterogéneos de 5 alumnos/as.
Se les hace la propuesta asegurándonos que las han comprendido.
Se les dice que pueden pedir material, recursos, datos que puedan necesitar y que sean asequibles (metro, calculadora, cuaderno, tizas, etc...). La elección de datos es fundamental ya que demuestran el grado de comprensión de la situación problemática.
Comenzamos con dos o tres minutos de reflexión individual y reconocimiento del terreno.
A continuación se colocan en lugares del patio distantes unos de otros para no interferir en sus reflexiones.
Comenzamos con la puesta en común de cada propuesta individual.
Se van estudiando, analizando, y comprobando su viabilidad. Se les recuerda que deben simplificar la situación.
Por último, después de un tiempo aproximado de no más de 45 'se hace la puesta en común en clase. Cada equipo cuenta los resultados obtenidos y los errores cometidos así como la influencia de los mismos en el resultado final.
Al principio estaban un poco perdidos/as intentando relacionar la situación con lo estudiado en clase. Y decidieron simplificar la situación ya que la superficie es irregular y hay dos tipos de baldosas (unas pocas algo más pequeñas) por lo que decidieron hacer los cálculos imaginando que son todas iguales. Despreciaron el valor de los escalones que no tenía baldosas. Y por último acordaron que la superficie del patio sería totalmente plana sin desniveles.
Un equipo contó las baldosas del juego del parchís dibujado en el suelo y estimaron cuántos juegos habría distribuidos por el patio para cubrirlo todo. Otro grupo comenzó contando las baldosas de los lados para calcular la superficie en baldosas pero abandonó por lo laborioso y por la irregularidad del patio, otro grupo solicitó el dato de la superficie del patio en metros cuadrados y se le dio con lo que pensaron calcular la superficie de una baldosa en centímetro cuadrados y dividir la superficie del patio en centímetros cuadrados por ésta; el otro grupo dibujó en el suelo un metro cuadrado y contó las baldosas teniendo en cuanta las medias y multiplicó por los metros cuadrados de la superficie total; otro grupo que solicitó los mismos datos midió cuántas  baldosas entraban en un metro y calcularon en un metro cuadrado las que había para hacer lo mismo que el anterior; un grupo solicitó el mapa del patio de Maps pero no les sirvió porque la perspectiva de los edificios les impedían ver la superficie total del patio por lo que demandaron el dato de la superficie total en metros cuadrados. Se presentaron algunos conflictos con las unidades de longitud y superficie en un grupo, ya que al medir el lado de la baldosa cuadrada no se daban cuenta que la superficie se obtenía multiplicando lado por lado e intentaron dividir por la longitud del lado solamente, con lo que les salía una cantidad enorme de baldosas (reflexión sobre el resultado) que no era verosímil, al final se dieron cuenta (importancia del/la maestro/a para hacerles preguntas y parafrasear sus propuestas pero sin decir lo que tienen que hacer).