domingo, 21 de diciembre de 2014

Estabilidad de una silla

Esta propuesta de aprendizaje mediante investigación consiste en averiguar qué  sillas son más estables, una de cuatro o de tres patas.
Comenzamos de la misma manera que siempre, presentando la propuesta, nos aseguramos que todos y todas la han comprendido (tuvimos que acordar que estabilidad hacía referencia a que no cojeara) y dejamos un tiempo corto para que cada niño o niña piense algo al respecto y luego exponer en parejas y en grupo de cuatro. Al final comunican sus conclusiones.
En estas conclusiones también muestran los pasos previos, los errores explicando por qué los han desechado, etc. También tuvimos que acordar qué variables influyen en la estabilidad de la silla (además de las patas): el suelo, altura...
Los procedimientos para decidir la opción adecuada pasaron por el diseño con papel, dibujando en un folio diferentes alturas para cada pata y colocando libros de diferente grosor en el suelo y comprobar qué ocurre con una silla de cuatro patas y con un atril de tres.
Todos/as llegaron a la conclusión de que la silla de tres patas es más estable que la de cuatro en cualquier suelo (por tres puntos no alineados sólo pasa un único plano), pero que dependerá también de la altura de la misma, el tipo de asiento, el material con que está fabricada, etc. Al final diseñamos una silla con las características aportadas por todo el grupo.








No hay comentarios: