lunes, 26 de septiembre de 2011

Problemas de Lengua

Le llamamos así aquellos problemas o cuestiones imaginarias o de la vida cotidiana que los llevan a buscar una solución mediante las matemáticas.
Después de ver un vídeo sobre la creación del universo (teoría del Big Bang), otro sobre la formación de la tierra y la luna, uno de los alumnos (en 5º de primaria) comentó algo sobre viajar a la luna y esto nos llevó a Julio Verne, los medios de transporte, cómo la ciencia ha influido en la visión más amplia que las personas tenemos sobre la vida: el microscopio, la imprenta, el trelescopio, los medios de transporte y comunicación mediante satélites, etc. De pronto en uno de los corrillos paralelos que surgen en estos debates donde todo el mundo quiere opinar, se formula una pregunta:
- Profe... ?cuánto tardará un avión en llegar a la luna?
Inmediatamente las respuestas son variadas:
- Depende el avión, si es un caza de la guerra.
- Un avión no puede ir a la luna, explota al salir de la atmósfera.
- No es eso es que necesita el aire para las alas.
...
Entre todos y todas nos contestábamos a cada cuestión que iba surgiendo, de tal forma que tuvimos que plantear el problema de la siguiente manera:
¿Cuánto tardaría un avión caza en llegar a la luna suponiendo que pudiera?
En parejas se busca una solución al problema. Tras apuntar alguien que no había datos, se les pidió que pensaran qué datos necesitaban y dónde encontrarlos.
Después de un largo debate y anotando en el cuaderno los pasos a seguir se decidió seguir el siguiente camino:
1º buscar en la internet (google) la distancia a la luna y la velocidad de un avión caza (el concepto velocidad nos dio algunos quebraderos de cabeza por estar definida con dos magnitudes).
2º palabras clave para buscar los datos.
3º elegir un modelo de avión para que a todos nos dé el mismo resultado, aunque se aceptó que si se ponía en los datos el modelo y su velocidad también estaría bien el problema.
4º búsqueda de datos y encontrar la operación u operaciones que lo resuelva (otra vez hubo problemas con el concepto velocidad, tuvimos que pararnos un poco en analizar el significado de km por hora y hacer un símil con un coche que va de Almería a Granada).
5º Se decide que con una división se resuelve y anticipando que el resultado tiene que ser en horas.
6º la división era por un número muy grande y ellos/as sólo saben por uno de dos o tres cifras. No tenemos calculadora pero se presenta la oportunidad de usar la que viene en el Netbook.
7º Estamos satisfechos con el resultado no sin antes averiguar el significado del número que salió que tenía cinco decimales y recordar cómo se hacía la división por dos cifras con sacando decimales y hablando de la aproximación (dos decimales). Un niño comentó que para saber los días habría que dividir por 24 horas, pero parece que eso ya no interesaba.

Con esto se pudo trabajar la competencia lingüística ya que además de leer la información, s establecían debates, argumentos y había que seleccionar la más relevante, lo cual nos lleva a la competencia aprender a aprender. La elección de los caminos en el uso de internet y resolución nos permitió trabajar la competencia digital y autonomía e iniciativa personal. La competencia matemática y conocimiento e interacción con el mundo físico son obvias.
Por otro lado permite la atención a la diversidad y la inclusión del alumnado con perfil de necesidades específicas de apoyo educativo. La tutorización entre iguales favorece además al alumnado aventajado.

No hay comentarios: