miércoles, 22 de junio de 2011

Chuchifrutas

Es normal que en casi todos los colegios se hable durante el curso o se hagan actividades con los niños y niñas, con las familias, etc., para educar en los buenos hábitos alimenticios. Se habla que las "chuches" son perjudiciales (más aún en exceso) porque contienen grasas animales, colorantes, conservantes, potenciadores del sabor, son altas en calorías.... Hasta aquí todo bien, pero cuando llega una fiesta o el fin de curso, también es habitual que en estos colegios se ofrezcan las chuches como recompensa, asociándolas a los festivo, con lo que el trabajo realizado durante el curso ve reducida su efectividad.
Chuchifrutas es el nombre que le hemos dado a un juego realizado con frutas. Es una de tantas alternativas que pretende fomentar el consumo de frutas (incluida dentro de la programación del curso en la que se trabajan hábitos de vida saludables). También pretendemos mostrar como la repulsa que mostramos por algunas frutas es algo adquirido y que cada cual tiene sus preferencias y gustos.
El juego es el típico de los trileros de calle. Se cogen tres vasos y se colocan tres fichas, cada una de ellas representa una fruta. Dos de ellas de su gusto y una que no le agrade. Se mueven los vasos un momento sin que mire y a continuación se siguen moviendo a la vista del niño/a. Elige un vaso, se destapa y tiene que comerse el trozo de fruta que representaba la ficha elegida.
Otro es una variante de las sillas y la música que deja de sonar, sentándose inmediatamente y quedando uno/a sin asiento. En este caso se gira alrededor de la mesa con los trozos de frutas y cuando para la música los que están al lado de la mesa cogen rápidamente con un palillo el trozo que prefieren y cuando suena de nuevo la música tienen que cotinuar. Si no les ha dado tiempo a coger el trozo o coincide que tiene la boca llena o el trozo anterior en la mano, tiene que pasar de largo. Se deben comer todos los trozos aunque no sean de nuestro agrado.

No hay comentarios: